El seminario de Cádiz celebra su día con un aumento de vocaciones

PILAR HERNÁNDEZ MATEO / DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

Foto en Diario de Cádiz

Foto en Diario de Cádiz

  • Este curso se ha producido un pequeño incremento de aspirantes a sacerdotes

El próximo 19 de marzo es el Día del Seminario, que este año se celebra con un ligero aumento de los aspirantes al sacerdocio en Cádiz. Esto es “una muy buena noticia”, según el rector del Seminario Conciliar San Bartolome de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Ricardo Jiménez Merlo.

Este sacerdote comenta que el año pasado salieron tres personas del seminario y este curso se han incorporado cuatro nuevos seminaristas, por lo que el número actual es de 14. Explica que este pequeño incremento que se ha producido en la diócesis “está en sintonía con el resto de España, donde los seminaristas han aumentado entre un dos y un tres por ciento respecto al curso anterior”.

Recuerda que hace unos años, “el tema vocacional estaba en situación de crisis, y los números descendían, pero últimamente está habiendo un repunte”. Cree que la clave está en que la Iglesia “está trabajando mucho para intentar revitalizar la fe de las comunidades parroquiales, porque la vocación nace en una persona de fe. Para que surja la vocación, es necesario un ambiente que propicie la fe”. Y ésta se vive principalmente en las familias y las parroquias.

Afirma que además de ese proceso de renovación en las parroquias, se está trabajando mucho la pastoral con los jóvenes. Y eso está dando sus frutos. Pone como ejemplo una peregrinación que hicieron con jóvenes a Santiago de Compostela el verano pasado, tras la que varios de ellos se plantearon su vocación, o las últimas Jornadas Mundiales de la Juventud, que se celebraron en Madrid, de las que surgieron cuatro vocaciones para el seminario de Cádiz. “Los actos de pastoral juvenil ayudan a los jóvenes que tienen una inquietud a lanzarse”, indica.

El Día del Seminario tiene este año el lema Señor, ¿qué mandáis hacer de mi?, una frase que hace referencia al V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús. En la diócesis de Cádiz y Ceuta, se celebra haciendo una campaña cuyo objetivo es suscitar vocaciones sacerdotales mediante la sensibilización de toda la sociedad y, en particular, de las comunidades cristianas. Consiste en que los seminaristas visitan el fin de semana previo y el posterior a la festividad de San José institutos y parroquias para hablar de su vocación a grupos de jóvenes. También asisten a las misas de esos fines de semana para dar testimonio de su experiencia y animar a los jóvenes a que se planteen qué quiere Dios de ellos, además de rezar por las vocaciones y pedir colaboración económica para el seminario, que se sustenta con la ayuda de la diócesis. Así, esos días las colectas se destinarán a ese fin. En la Bahía de Cádiz se llevará a cabo esta campaña el fin de semana que viene.

Jiménez Merlo concluye dando “gracias a Dios por estos 14 seminaristas que tenemos, que están combatiendo porque no es fácil hoy en día. Son una alegría y un don de Dios”. E invita “a que se rece mucho por el seminario, para que se sea fiel a la vocación y el Señor siga llamando”.

“Nos tachan de buenismos”

JOSÉ LUIS PINILLA / RELIGIÓN DIGITAL

INICIO

  • Durante el XXV Encuentro Europeo de Ciudades Migratorias celebrado en Ceuta

Recién llegado a España desde Ceuta y Tánger, un bofetón otra vez de la cruda realidad: los servicios de salvamento había rescatado el miércoles a 38 inmigrantes subsaharianos, cuatro de ellos muertos de dos pateras buscadas desde hace días después de que partieran rumbo a Canarias.

La noticia de nuevo partió mi corazón en dos. El otro lado de mi corazón – como las dos orillas del Mediterráneo – estaba en ese momento inundado de fortaleza ante el último mensaje del papa que animaba a los responsables de Migraciones reunidos en Ceuta a “valorar las localidades fronterizas como lugares de encuentro y de especial dedicación a la acogida, la fraternidad y la Misericordia de Dios”, contestando a la carta remitida desde el XXV Encuentro Europeo de Ciudades Migratorias. Y animando a los participantes a seguir trabajando en la “acogida y la fraternidad”. Los organizan delegados de ciudades europeas de migraciones. Esta vez el comité responsable y organizador (Barcelona, Milán, Viena y Cádiz) se esmeró en un Encuentro difícilmente superable en calidad y organización.

Fueron acogidos por la Diócesis de Cádiz y Ceuta con su obispo D. Rafael Zornoza, y el Director de Migraciones D. Gabriel Delgado, y su gran equipo. Gabriel una referencia eclesial y social, clara y ejemplar para todos los que trabajamos con los emigrantes. En esta diócesis de fronteras, y cabalgando entre las dos orillas Gabriel se empeña en reconstruir humanamente lo que Hercules “separó” geográficamente.

Porque de eso se trataba en la reunión. De hablar no solo de fronteras sino de puentes. Y no solo fronteras geográficas sino humanas. Las que hieren – o matan -a nuestros hermanos emigrantes. Son las fronteras geográficas con concertinas y son las otras fronteras -legales, psicológicas, familiares, etc.-, con las que los emigrantes se encuentran fuera de su país, así como los estereotipos y clichés sobre algunas culturas, o los nichos laborales que distinguen entre trabajadores extranjeros y autóctonos. Hay brotes de rechazo y racismo en distintos puntos de Europa… Hay otras fronteras en nuestras ciudades y barrios, en los grupos en que nos movemos, en la sociedad, y en la misma Iglesia.

CONTINÚA LEYENDO EL ARTÍCULO EN SU PÁGINA ORIGINAL: AQUÍ.

Cáritas de Cádiz y Ceuta marcó las pautas a seguir hasta 2017

DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

Foto en Diario de Cádiz

Foto en Diario de Cádiz

  • A la V Asamblea Diocesana del colectivo asistió el obispo de Cádiz, Rafael Zornoza

Los diferentes implicados en Cáritas, párrocos, voluntarios y técnicos, participaron, el pasado sábado 14 de marzo, en la V Asamblea General de Cáritas Diocesana de Cádiz y Ceuta, que se celebró en el Centro de Congresos ‘Cortes de la Real Isla de León’ de San Fernando, con la presencia del obispo de la diócesis, Rafael Zornoza.

En primer lugar, el primer teniente de alcalde de San Fernando, Daniel Nieto (PP), dio la bienvenida a San Fernando a todos los asistentes. Acto seguido, Zornoza intervino para agradecer la labor que hace Cáritas en la sociedad.

La secretaria general de Cáritas Diocesana, María del Mar Manuz, presentó el balance de la anterior asamblea celebrada en 2011. Manuz ofreció una perspectiva general de las acciones realizadas y su nivel de consecución. Por su parte, Francisco Lorenzo, coordinador del equipo de estudios de Cáritas en España, presentó datos de la exclusión social actual y, frente a esta realidad, qué retos se le presenta al colectivo en los próximos años y cómo deberá afrontar Cáritas esa realidad mejorable.

El tramo final de la asamblea estuvo dedicado a la ratificación de las acciones significativas que Cáritas va a desarrollar hasta el año 2017. Las tres propuestas en las que Cáritas pondrá especial atención, aunque seguirá desarrollando sus funciones permanentes, serán “mejorar la acogida y la atención primaria y mejorar el acompañamiento y la atención personal de los participantes”, “mejorar la formación de los agentes e impulsar las acciones orientadas a la formación de los participantes”, y “mejorar el acompañamiento a los equipos de Cáritas”.

El acto lo cerró el obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza, y la directora diocesana, y ambos volvieron a agradecer el trabajo que realiza en la sociedad la organización benéfica.

Monseñor Dorado Soto: una mente privilegiada para tiempos complicados

MELCHOR MATEO / DIARIO DE CÁDIZ

INICIO

Foto Diario de Cádiz

Foto Diario de Cádiz

  • Distintas personas describen la gran labor que realizó en la diócesis gaditana donde supo mirar hacia dentro y hacia fuera

El dominico Ildefonso Gutiérrez veía que el obispo Antonio Dorado Soto era un fumador empedernido. El que era entonces su secretario, que también le había dado a los cigarrillos años atrás, estaba empeñado en que dejara de fumar, a lo que monseñor le replicaba: “Nunca creas en los judíos conversos” en un tono de humor. Esta anécdota la cuenta el periodista de Diario de Cádiz Emilio López, que vivió la época en la que Dorado Soto estuvo al frente de la Diócesis, al que recuerda “con un nivel cultural increíble”. Cree que fue un obispo que dejó una gran huella a pesar de que tenía la gran responsabilidad de sustituir a Antonio Añoveros.

Su sucesor al frente de la diócesis, Antonio Ceballos Atienza, se encontraba ayer muy afectado por la noticia del fallecimiento “de un amigo personal”. Asegura que realizó “una gran labor en Cádiz” en unos años difíciles “con mucha valentía” y destacó entre otras muchas cosas “una capacidad intelectual muy buena”. De hecho, recuerda que cuando llegó a Cádiz se encontró un gran trabajo realizado al frente de la Diócesis. En este sentido, Ceballos afirmó que “era muy dialogante aunque también tenía un temperamento muy fuerte”. Lo calificó como “muy cariñoso, muy atento, bien dispuesto y servicial”.

Una de las personas que trabajó mano a mano con Dorado Soto fue el sacerdote Enrique Arroyo, que fue vicario general de la Diócesis en sustitución de Ignacio Egurza. Entre los tres formaron un gran equipo que sirvió para esa renovación necesaria para la llegada de nuevos tiempos con la democracia.

Arroyo, que también fue en tiempos más modernos deán de la Catedral y párroco de San Antonio, se deshacía ayer en elogios hacia la figura de Antonio Dorado Soto: “Era un cristiano profundo, un sacerdote apostólico y un obispo incalculable”. Destaca de él la capacidad de trabajo que tenía y su capacidad de síntesis, ya que podía estar en una reunión durante varias horas y al final era capaz de resumir las ideas más importantes con gran brillantez. No en vano, Enrique Arroyo asegura que era una persona muy inteligente.

El que fue su vicario episcopal durante algunos años recuerda que el nuncio apostólico en una visita a Cádiz dijo que “si hubiera tenido diez obispos como él, hubiera transformado España”. Arroyo recuerda que él llegó a Cádiz cuando terminó el Concilio Vaticano II y le tocó implantar el mismo en la Iglesia gaditana. Para ello organizó una especie de asamblea diocesana que fue como un sínodo y que duró cuatro años, en el que precisamente Enrique Arroyo fue su secretario. De aquella gran asamblea salieron muchos de los grupos que aquellos años estuvieron trabajando al lado de la iglesia.

Por su parte, el actual obispo Rafael Zornoza Boy destacó ayer a través de un comunicado “la grandísima labor” que realizó al frente de la Diócesis “al que le tocó recibir los primeros frutos del Concilio Vaticano II y la visión de la nueva Iglesia que se presentaba en los documentos y que había que llevarlo a la práctica”. El prelado subrayó la confianza que monseñor Dorado tenía en los sacerdotes y laicos de la diócesis y la puesta en marcha bajo su episcopado “de las semanas de la familia que duran todavía repartidas por toda la diócesis”. Zornoza cree que era un hombre “con una riquísima personalidad, de ciencia, de una cercanía pastoral que verdaderamente se recordará durante mucho tiempo y al que la Iglesia le debe tanto y eso los gaditanos lo saben. Le quieren mucho y ahora siente su pérdida”.

El sacerdote Gabriel Delgado, delegado episcopal de Migraciones, también tuvo en su día contacto con Antonio Dorado Soto, al que calificó como “una de las mentes privilegiadas del episcopado español”. Así cree que con Ignacio Egurza marcó “un nuevo tiempo” en la Diócesis. Delgado considera que significó “un tiempo de diálogo al interior de la Iglesia y con el mundo, siguiendo la estela del Concilio Vaticano II, una época abierta a los nuevos tiempos de la Iglesia”.

Recuerda que tuvo una gran sensibilidad y preocupación social por los tres grandes problemas de Cádiz en esos momentos: la pobreza, la infravivienda y la crisis industrial. Así relata que mantuvo reuniones y contactos frecuentes con parroquias de barrios obreros, movimientos apostólicos y asociaciones de vecinos entre otros “para conocer de primera mano la realidad y acompañar pastoralmente las personas”. En este sentido sus cartas para el Primero de Mayo “eran magistrales” en la exposición doctrinal y “valientes en la defensa de la dignidad de las personas”. Además de todo ello fomentó el compromiso de los laicos con la Iglesia “y fue muy cariñoso con los sacerdotes, a los que siempre les tenía las puertas abiertas”.

Por su parte, el que fuera presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, Manuel Cerezo, señaló que siempre apoyó en todo momento las cofradías y recuerda con especial cariño el empeño que puso para que saliera adelante la coronación de la Virgen de la Palma, de la que Cerezo precisamente era su hermano mayor.

OTROS ENLACES

- FALLECE EL OBISPO DE LA RENOVACIÓN (JOSÉ A. HIDALGO)

La diócesis de Ceuta acoge la próxima semana el Encuentro Europeo de ‘Fronteras y Migraciones’

CEUTA AL DÍA

INICIO

Centro Sancta María de África en Ceuta. Foto: blogdeceuta.com

Centro Sancta María de África en Ceuta. Foto: blogdeceuta.com

  • La cita está promovida por la Fundación Centro Tierra de Todos del Secretariado Diocesano de Migraciones de la Diócesis de Cádiz y Ceuta
  • Se celebrará en el Centro Neocatecumenal Diocesano ‘Sancta Maria de Africa’ e incluirá mesas redondas, coloquios, una visita a Tetuán y una vigilia de oración “por todos los inmigrantes fallecidos en el Mediterráneo”

El Centro Neocatecumenal Diocesano ‘Sancta Maria de Africa’ de Ceuta acogerá del 8 al 11 de marzo un Encuentro Europeo bajo el título ‘Fronteras y Migraciones’ promovido por la Fundación Centro Tierra de Todos del Secretariado Diocesano de Migraciones de la Diócesis de Cádiz y Ceuta.

El programa de la cita se abrirá el día 8 a las 19.30 horas con la presentación de las jornadas y l los participantes. A continuación, el presidente Vivas participará en un coloquio titulado ‘Ceuta ciudad frontera’.

El lunes por la mañana habrá una mesa de análisis sobre ‘La Frontera Sur de Europa, los Derechos Humanos y las políticas europeas sobre fronteras’ con la jefa del Área de Migraciones de la Oficina del Defensor del Pueblo, Elena Arce; la abogada de Pueblos Unidos y el Servicio Jesuita a Migrantes Cristina Manzanedo; la investigadora asociada, Gritim –UPF, experta Programa intercultural Cities – Consejo de Europa, Gemma Pinyol; y el periodista Nicolás Castellano.

Tras un descanso y otro coloquio, el resto del día se dedicará a visitar el CETI y el resto de la ciudad, así como a la presentación del informe ‘Ciudades’ en tres partes.

El martes habrá visita a Tetuán y a los locales parroquiales de los Padres Franciscanos en la localidad marroquí, así como un panel de experiencias de ‘Acompañamiento de la Iglesia en las Fronteras’ con Esteban Velázquez (Nador), Inmaculada Gala (Tánger), Paula Domingo (Ceuta) y Santiago Yerga (Tarifa).

De vuelta en la ciudad autónoma, el obispo emérito de Sigüenza–Guadalajara, antiguo presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones, José Sanchez, y el arzobispo de Tánger, Santiago Agrelo, disertarán sobre ‘Apuntes para una pastoral de presencia y acompañamiento desde las comunidades cristianas a uno y otro lado de las fronteras’.

Una vigilia de oración en el Santuario de África “por todos los inmigrantes fallecidos en el Mediterráneo” que a la misma hora se celebrará también en Tánger y Nador pondrá fin a a jornada.

El miércoles se dedicará a la puesta en común del trabajo realizado en grupos y al debate y aprobación de un comunicado final, así como a la elección de tema y lugar para el siguiente encuentro.