Algeciras acogió el consejo diocesano de Scouts

Carlos Viseras /Scouts Cádiz y Ceuta

INICIO

Foto_Consejo

El pasado 23 de mayo se celebró en la Parroquia San Miguel Arcángel de Algeciras el Consejo Ordinario de la Asociación Diocesana de Escultismo de Cádiz y Ceuta.

La participación fue completa y la misma estuvo representada por los grupos de la diócesis: San José y Santa Margarita de La Línea, Impeesa, Al-Hadra, San Miguel y Caetarea de Algeciras, La Salle de Puerto Real, Mayorazgo de Chiclana y Chaminade de Cádiz.

Se aprobó el calendario de la Asociación para el curso 2015-2016 y se realizó un repaso por el estado de los grupos en cuanto al número de miembros, los campamentos de verano y otros asuntos de relevancia. Hay que destacar que en el Consejo estuvo una representación de los miembros del Grupo Scout San Jorge (también de Algeciras) que están relanzando el proyecto de formación de un nuevo Grupo Scout en el barrio de la Piñera.

Comenzamos el día con la oración que fue presidida y preparada por el consiliario del Grupo Scout San Miguel Francisco Castillo y se terminó el día con una plácida barbacoa pues el equipo directivo de la Asociación termina después de 6 años de intenso trabajo, se realizó un recorrido por todas las acciones realizadas y se habló del futuro equipo diocesano.

 

Educatio Servanda no podrá abrir su centro educativo el próximo curso

Rafa Burgal / Diario de Cádiz

INICIO

Presentación de Educatio Servanda en Cádiz

Presentación de Educatio Servanda en Cádiz

  • La falta de tiempo para la autorización por parte de la Junta imposibilitaría la puesta en marcha de los ciclos formativos

La apertura del Centro de Estudios Superiores Juan Pablo II por parte de la Fundación Educatio Servanda en el edificio del antiguo colegio San Martín está prácticamente descartada que se pueda llevar a cabo para el próximo curso, tal como pretende esta entidad laica de ideario católico.

El anuncio realizado por la organización que preside Juan Carlos Corvera el pasado lunes, que cuenta con el beneplácito del Obispado de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, de establecerse en el edificio del antiguo colegio San Martín para impartir tres ciclos formativos de grado superior no se podrá llevar a cabo, de momento, ya que no existe tiempo para que se completen los trámites burocráticos para recibir el visto bueno por parte de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Tal como informaron ayer fuentes de la Delegación Territorial de Educación de la Junta de Andalucía, la premura en las fechas para que el expediente de autorización se pueda resolver antes del inicio del próximo curso por parte de la Dirección General de Planificación y Centros de la Consejería de Educación lo hace inviable.

Para llegar a obtener el visto bueno, la titularidad del centro educativo, en este caso la Fundación Educatio Servanda Cádiz y Ceuta, debe realizar la petición para poder impartir las enseñanzas previstas de formación profesional, a pesar de que la iniciativa va a ser privada y no va a ser concertada.

A partir de ahí, el expediente tiene que ser realizado por la Delegación Territorial de Educación, que debe resolver dos aspectos. El primero de ellos es la verificación de las infraestructuras del centro educativo, que debe ser aprobado por la Agencia Pública Andaluza de Educación y Formación, lo que era el antiguo Ente Público Andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE). Para ello, tendrá que ser adaptado el inmueble de San Martín, que hasta el próximo 31 de julio mantendrá su actividad como guardería.

A este requisito, se suma la aprobación del proyecto docente por parte del Servicio Provincial de Inspección Educativa. Esta institución será la encargada de estudiar la configuración de los cursos que Educatio Servanda pretende impartir en Cádiz con los ciclos formativos de grado superior de Marketing y Publicidad, Educación Infantil y TAFAD (Actividades Físicas y Animación Deportiva).

Una vez dados estos dos pasos por parte de la Delegación Territorial de Educación, el expediente se remitirá a la Dirección General de Planificación y Centros, que deberá realizar su dictamen, algo que está “prácticamente descartado”, según las mismas fuentes de la Junta, que esté para el mes de septiembre, por lo que los esfuerzos se deberán centrar en el curso 2016/17.

De todas formas, en la presentación de la Fundación Educatio Servanda Cádiz y Ceuta, el presidente de la entidad, Juan Carlos Corvera, ya señaló que la puesta en marcha del proyecto educativo en la capital gaditana dependería del número de alumnos que contaran para los tres ciclos formativos, ya que son de iniciativa privada.

Aun así, tal como anunciaron el lunes, desde octubre se pondrá en marcha en el edificio de San Martín el Centro Cultural Juan Pablo II, en el que la institución católica desarrollará su acción.

Noticia relacionada: las trabajadoras de San Martín pretenden cohabitar el inmueble

Educatio Servanda se hace con la gestión del colegio San Martín en Cádiz

Rafa Burgal / Diario de Cádiz

INICIO

De izquierda a derecha, Juan Carlos Corvera, Rafael Zornoza y María Muñagorri. Foto: Diario de Cádiz

De izquierda a derecha, Juan Carlos Corvera, Rafael Zornoza y María Muñagorri. Foto: Diario de Cádiz

La orden del cierre del Centro de Educación Infantil San Martín, gestionado por la Asociación Seglar de la Inmaculada Concepción, por parte del Obispado de Cádiz y Ceuta ha tenido una rápida respuesta. Tras un mes del anuncio de la clausura, la Fundación Educatio Servanda hizo ayer oficial que asume la gestión del inmueble, edificio por el que ya había mostrado su interés con anterioridad.

En un acto celebrado en la tarde de ayer en el Centro Cultural Reina Sofía, la entidad laica y católica presentó el proyecto que tiene pensado para la provincia de Cádiz. Su trabajo en Cádiz capital comenzará en el próximo mes de octubre con la apertura del Centro de Estudios Superiores y el Centro Cultural Juan Pablo II. Ambos se unirán a la gestión ya anunciada del colegio Santo Ángel de la Guarda de Puerto Real desde el curso 2015/16. La otra pata, hasta el momento, de esta fundación será la organización de un Congreso de Educadores Católicos, en fecha y lugar por determinar.

Respecto a la acción formativa, el Centro de Estudios Superiores, que será privado, impartirá los grados superiores de Marketing y Publicidad, Educación Infantil y TAFAD (Actividades Físicas y Animación Deportiva). La intención de estos cursos, como explicó el presidente de la Fundación Educatio Servanda, Juan Carlos Corvera; es el desarrollo de “un plan dual” que se asemeje a la educación alemana, por lo que apuntó que se establecerán convenios con empresas para su desarrollo.

En el apartado cultural, el centro servirá, según Corvera, para “promover la cultura de Cádiz y ayudar al barrio del Pópulo a su dinamización”. Para ello, está prevista la realización en el edificio de San Martín de exposiciones, seminarios y actos de todo tipo.

Durante la presentación de Educatio Servanda en Cádiz y Ceuta, el presidente de la fundación señaló que la entidad trabaja en cuatro áreas: la familia, la escuela, el tiempo libre y la presencia pública. Asimismo, recalcó que la institución “no pertenece a ningún movimiento concreto” católico.

El obispo de Cádiz y Ceuta y patrono de Educatio Servanda, Rafael Zornoza, resaltó que la entidad atiende “un aspecto necesario de la sociedad”, como es responder “a la emergencia educativa” que planteó el anterior papa Benedicto XVI.

El Cabildo profesionaliza el servicio de atención a los visitantes de la Catedral de Cádiz

Pablo-Manuel Durio / Diario de Cádiz

INICIO

  • Una empresa especializada en la gestión de monumentos históricos, ArtiSplendore, está asesorando e implantando nuevas medidas

La Catedral no es sólo el templo referente de la diócesis, es uno de los principales monumentos que tiene la ciudad; y desde hace años, el Cabildo -que es la institución religiosa a la que se le encomienda su cuidado y su atención- viene persiguiendo que la Seo reúna mejores condiciones para recibir la también cada vez mayor visita de turistas. En este camino, los canónigos han dado un nuevo paso al frente de esta profesionalización del servicio de atención a los visitantes. Para ello, han encomendado el asesoramiento, el acompañamiento y la ayuda a una empresa especializada en el sector de la gestión de visitas turísticas de edificios monumentales, museos y centros de interpretación.

Este trabajo de asesoramiento ya se inició hace un tiempo, cuando se adoptaron medidas como el cambio de puerta de acceso (habilitándose la más cercana a la calle Pelota, por donde acceden la mayoría de turistas) o la puesta en marcha de las audioguías en cinco idiomas. Ahora, las funciones de la empresa a la que se ha encomendado el Cabildo (ArtiSplendore) han aumentado, si cabe, con un trabajo de acercamiento y contacto con las empresas touroperadoras, con las agencias de viaje o con las compañías de cruceros, al mismo tiempo que siguiendo con las mejoras de las condiciones de la Catedral.

Entre esas mejoras, además de las ya mencionadas antes, se ha procedido a realizar una señalización en el interior de la Catedral y una información más homogénea, se ha modificado la recepción de los visitantes en la entrada del templo, se ha abierto a las visitas el coro, antes inaccesible, se está ultimando la puesta en marcha de una nueva página web… “Es un proceso gradual, poco a poco se irán incrementando los productos y servicios que se ponen a disposición del visitante”, explica el director de Desarrollo de Negocio de ArtiSplendore, Francisco Moya.

“Ya el turismo no es tan artesanal, hace falta algo más profesionalizado, si se puede decir así”, explica el deán de la Catedral, Guillermo Domínguez Leonsegui, sobre esta apuesta de los canónigos por mejorar un monumento religioso que cada vez es más visitado. “La llegada de cruceros se está notando”, apunta al respecto Domínguez Leonsegui. Y es que son más de 100.000 visitantes los que está recibiendo al año la Catedral gaditana y el museo de la Casa de la Contaduría.

“Estamos convencidos de que el resultado es bueno. Tiene que existir una cohabitación entre la actividad cultual propia de una iglesia, dirigidas a los fieles católicos, y esa otra actividad turístico-cultural que disfruta una gran masa de población, sean o no católicos”, comenta Francisco Moya, convencido de los éxitos de esta fórmula de trabajo.

“La de la Catedral es una visita esencial en casi todas las ciudades, y nosotros queremos trabajar para que el turista sepa que la visita es interesante antes incluso de llegar a Cádiz”, indica el responsable de ArtiSplendore, que también valora la creación de empleo que supondrá a corto y medio plazo la mejora de estos servicios de atención a los visitantes. “En Ávila, por ejemplo, había tres personas trabajando cuando llegamos nosotros y ahora son seis. El trabajo nuestro también va dirigido a hacer más sólida la estructura de trabajo, lo que propicia la creación de empleo”, comenta.

Relacionado con la noticia: pendientes de la licencia para abrir al público la Torre del Reloj

La restauración integral del Cristo de la Almoraima de Castellar comenzará tras el verano

A.R. / Europa Sur

INICIO

  • El sevillano Diego Martínez prevé que los trabajos duren unos cuatro meses La imagen sufre grietas en la policromía sin daños estructurales

La asociación parroquial del Santísimo Cristo de la Almoraima de Castellar de la Frontera afronta uno de los momentos más importantes desde su fundación: la restauración de la imagen de su venerado crucificado tras años de colectas y austeridad en el gasto para poder acometer el proyecto. El colectivo religioso confiará la antiquísima imagen (con más de 400 años) al restaurador sevillano Diego Martínez Amores, con experiencia en la restauración de varias tallas en la provincia y que cuenta con el visto bueno del Obispado de Cádiz y Ceuta. La entidad ha logrado reunir los 14.036 euros en los que se ha tasado, en principio, el encargo.

La entidad que preside José Carrillo prevé que la restauración comience tras el verano, en torno a septiembre -la fecha exacta depende del calendario de trabajo del experto-, y una vez iniciada se prolongue durante unos cuatro meses de forma que pueda estar concluida a principios de 2016. Todo con el objetivo de procesionar sin problemas la próxima Semana Santa y en la posterior romería tras quedarse en el templo en el año 2014 y salir bajo precauciones en este 2015.

Cabe recordar que un primer informe de un restaurador alertó a la asociación sobre el mal estado de la estructura de la imagen, por lo que imperó el principio de prudencia hasta que un segundo examen -el del experto restaurador finalmente elegido- determinó que con precauciones se podía procesionar. El peritaje de Martínez Amores determina que el Cristo sufre problemas principalmente en la policromía, cuarteada y levantada en varios puntos, así como una pérdida de la tonalidad en el color y levantamiento de las capas del estucado, aunque -para la tranquilidad de la asociación parroquial de Castellar- descarta daños en la estructura del Cristo.

La anterior actuación sobre la imagen fue llevada a cabo a principios de los años 80 por Manuel Escamilla, quien pintó la talla con el actual tono de piel (el precedente era más claro). Sin embargo, salvo la factura del encargo (pagado entonces por el Ayuntamiento) pocos documentos más constan sobre este trabajo. Una falta de información que ha dificultado todo el proceso y preparativos porque se desconocían las técnicas y materiales usados por Escamilla.

“La actual restauración se ha planificado al detalle y documentado desde el mismo encargo con el fin de que en el futuro sirva como base para otros restauradores”, apuntan desde la asociación parroquial, donde la ilusión es la tónica dominante entre los 230 hermanos tras haber organizado eventos, rifas y venta de más de un millar de pañoletas para recopilar 13.770 euros (los que hay en la cuenta bancaria hasta el momento). De estos fondos, un total de 6.637 han sido recaudados en actos organizados por la entidad; 3.000 euros por donativos de personas de fuera de Castellar; otros 1.100 euros de donaciones de vecinos chisparreros y 3.000 euros comprometidos por el Ayuntamiento. “Y entre 2014 y 2015 no se han hecho estrenos en las procesiones para poder ahorrar al máximo”, destacan.

Las labores previstas en el informe previo a la restauración por parte de Martínez Amores contemplan una limpieza superficial del polvo y la suciedad, la fijación de los estratos previos de la policromía, así como la consolidación y sellado de grietas y levantamientos. Tras este trabajo previo, el restaurador acometerá el estucado de la policromía, la reintegración cromática y la restauración de la peana original del Cristo (actualmente usa una réplica).

Una vez que concluya la restauración del Santísimo Cristo de la Almoraima, la asociación parroquial aspira a restaurar las otras dos imágenes que originalmente conformaban el retablo del santuario. Se trata de sendas tallas de San Juan Evangelista y una Virgen María (dolorosa). Ambas llegaron junto con el Cristo desde la finca La Almoraima.

Las imágenes han sido retiradas a los salones parroquiales por tener problemas en la madera que pueden afectar a piezas cercanas y, en este caso, la actuación está presupuestada en unos 20.000 euros.

Pero los problemas y los gastos nunca vienen solos. El templo castellarense necesita reformas en la torre, que presenta problemas en el hormigón. Las deficiencias impiden -por seguridad- tocar la campana desde hace prácticamente un año y han obligado a acordonar el perímetro. “La gente ya se ha acostumbrado pero no podemos tocar las campanas para avisar cuando hay fallecidos, por ejemplo”, expone el párroco local.

La iglesia de Castellar, santuario desde el año 2008, data de los años 70 del pasado siglo -al igual que el resto del pueblo nuevo- y, según el informe técnico elaborado a instancias del Obispado, presenta caídas en el hormigón por la mala calidad del material. “Hace unos meses se hicieron unas obras de urgencia y se acordonó el perímetro. Cuando se concluya la restauración del Cristo tocará abordar la reforma de la torre, que es un símbolo de identidad del municipio”, apunta el párroco.

El presupuesto preliminar elaborado por el Obispado apunta a la necesidad de un desembolso de unos 25.000 euros, por lo que la comunidad parroquial deberá emprender de nuevo las colectas y la búsqueda de donativos así como acuerdos con otras administraciones para que el sonido de las campanas vuelva a Castellar.